Blogia
Tediósfera
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Grandes ofertas, grandes esperanzas

Grandes ofertas, grandes esperanzas


Los cinemas Hollywood, únicos cines comerciales de la ciudad de Campeche, serán demolidos para construir la tienda The Hope Depot, establecimiento especializado, como su nombre lo indica, en la compra, venta y avalúo de esperanzas. Emily Dickens, dueño del consorcio inglés que se ha extendido en los países de Latinoamérica, al abrigo sobre todo de los gobiernos populistas, anunció una inversión de 200 millones de pesos para el estado, monto que de principio alimentó ya la ilusión de constructores, alarifes, funcionarios de fomento comercial y del propio gobernador.

“Ve usted, todavía no hemos ni puesto la tienda y ya tenemos clientela inminente”, comentó Dickens, quien empezó su carrera trabajando en un almacén de antigüedades antes de alcanzar la lista de Forbes.

The Hope Depot se ha especializado en proveer esperanzas a un público que se hace más amplio conforme se acerca el fin de año. Según su página web, las variedades de esperanza más solicitadas son la de vida, de un mejor trabajo, de un país habitable, de una prueba de embarazo negativa, de una candidatura a cualquier puesto, de una fusión exitosa y de una madurez sin marcas en los muslos.  Asimismo aceptan que la única esperanza que no tienen disponible es la de tener otros cines a corto plazo, aunque para compensar esa carencia harán algunas piadosas donaciones de sus productos a los albergues de niños y a los hogares de ancianos.

Visitar The Hope Depot es una experiencia maravillosa, dice su dueño, los clientes salen sonrientes de la tienda, a pesar de las miradas de unos cuantos transeúntes que no pueden evitar preguntar: “¿Y esa cosa con plumas qué es?”

 Para ver nota, clickea aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Laura -

Si tienes razón Daryl, da tristeza ver esos lugares llenos de muchachitos que se la pasan las horas sentados frente a unos de esos aparatos, que manera de desperdiciar la vida, déjame decirte que no sabía que es eso del wii, ya averigüé, lo último según los conocedores.

Daryl -

Laura, sería mucho pedir que la lista de adictos creciera. Me parece que a los chamaquitos de hoy les interesa mas el xbox o el wii para matar malosos del universo, me late que se van a comprar su dotación en la tiendita de la esquina.

Laura -

Con esta noticia menos podré dejar mi adicción por los libros o pretende que me trague lo que receten en la televisión, estoy de acuerdo con el comentario de Daryl. Estaba pensando si esta desgracia no traerá consigo una más grande: engrosar la lista de los bibliófilos.

Daryl -

¡Caray! Ya me había enterado de esta noticia pero no sabían que venderían esperanzas. ¡Ah! Creo que se seré cliente frecuente. Estoy deseando que mi compañero de cubículo en el trabajo dejé de escuchar mezclas de Ricky Martin, Paulina Rubio, Gloria Trevi y los Temerarios.... Y pasando a la parte de los cines, que mal que dején a Campeche sin cines. No es que siempre pasen películas que valgan la pena pero algunas si son rescatables y además es un esparcimiento muy común de la comunidad. Suena bien todo lo que está pasando en Campeche, ya hasta me dan ganas de irme a vivir para allá. Saludos desde Ciudad del Crimen, digo del Carmen.

rodrigo solís -

O una de Ashton Kutcher. Al fin y al cabo, el pura película de arte hace.

p -

¡18 meses! ¡Un año y medio van a estar cerrados los cines! ¡Son al menos tres películas de Ashton Kutcher que voy a perderme por culpa del Hope Depot! Los ganones van a ser los de Blockbuster, porque dudo que la gente que iba a los Hollywood comience a ir al Joaquín Lanz. ¿Ya vieron cual es el "estreno" de esta semana en el cine universitario? ¡"Café Lumiere"! ¡Es viejísima! Y aunque como todas de Hou Hsiao Hsien está buena, es len-tí-si-ma. No pasa nada. NADA. Hablan de trenes, y ya. Hubieran traido la nueva (de hace tres años), que está más padre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres