Blogia
Tediósfera

El libro infantil que aún no he escrito

El libro infantil que aún no he escrito

Quienes me conocen saben que uno de mis mayores sueños es escribir una novela para niños y que siempre he fracasado en el intento. Narrar para un público infantil exige virtudes que no poseo, lo que no me quita que llene cuadernos de bosquejos de lo que podría ser una buena historia.
Desde hace algunos años he pensado en un libro que lleve el sugerente título Marranacho y que cuente las peripecias de un cerdo con ese nombre. Descendiente de los no menos célebres Aquiles y Máximo Serdán, Marranacho emprende una aventura hacia Bahía de Cochinos, por algún motivo que nunca tuve claro.

Marranacho


Ya se imaginarán que con un argumento tan idiota no he pasado de la primera página y a lo más que he llegado es a conformar una mediana galería de personajes:



                  Nietzsche

 

                          Federico Marranietzsche

Pensador, autor del libro Cómo se filosofa a pezuñazos. Ha legado dos célebres frases: “El hombre es una cuerda tendida entre la bestia y el cerdo”; “¿Vais al cochino encebado? ¡No olvidéis el látigo!”, ambas provenientes de Ahumado, demasiado ahumado.

 

 
                           Freud

                                      Sigmund Fud

Psiquiatra, cabeza principal del “círculo de Viena”, que dio origen a las famosas salchichas, de las que después renegó por sus implicaciones fálicas. Su principal contribución fue el descubrimiento de la “cisti-psicosis”.



                  Marx

 

                             Puercarlos Marx

Filósofo. Se dice que conservaba en su refrigerador un bacon al que llamaba “Francis”. Es autor del grito bélico que llevara el ejército porcino en la famosa “Guerra del Cerdo”: “¡Cerdos capitalistas!” Marx afirmó que la sociedad actual se movía “en las láminas heladas de la báscula egoísta”.

 

                Rastro

 

                             Fidel Rastro

Comandante supremo de las fuerzas porcinas. Fue capaz de liderar una revolución sin ensuciarse las pezuñas y luego hacer jamón a todos sus críticos.

 

Nota: dispensen la falta de Photoshop.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

KurtC. -

Nooo, no puede ser jajaja que risa!!! y si lo publicas y en lugar de que sea para niños, que sea para ya mayores? creo que todos nos doblamos de risa al ver a Sigmund Fud o al menos yo solté la carcajada al ver a semejante porcino.
Un saludo!

Daryl -

¡Que ingenioso lo de las figuras! Mi favorito fue Puercarlos Marx jejeje. Creo que sería un excelente libro, supongo que para más audiencia adulto que infantil pero no creo que no tengas las características para un escribir un libro para niños, yo considero que si las tienes. Yo me divierto como enana leyendote. Saludos desde Ciudad del Crimen, digo del Carmen.

Remorita Tuchín -

Genial. Para mí es una muestra más del gran ingenio de Eduardo "Pig-malión" Huchín. Ahí te va uno más: en algún momento de la historia debe pasar volando el cerdo inflable de Pink Floyd (propiedad de Waters y por el que pidió recompensa). A los lectores: Les están hablando de cer-dos, no de ga-tos!!!

rodrigo solís -

Se que más temprano que tarde terminarás una de las tantas novelas infantiles que tienes en mente. La del gato será un éxito. De eso estoy seguro. No digo más para no echarte la sal.

Leticia -

Yo digo que mejor siga con los gatos, como que le dan mejores ideas para eso de los infantiles...por cierto... espero leer muchos infantiles de usted en próximos momentos...

Laura -

Que bárbaro! Esta última entrega esta para desternillarse de risa! Dicen que el que hace reír a sus amigos se va al cielo! usted tiene asegurado un buen pedazo! A mi me encantó Fidel Rastro: liderar una revolución sin ensuciarse las pezuñas y luego hacer jamón a todos sus críticos. Usted siempre tan atinado. Felicidades.

Laura Trujillo -

jajajaja... ¡Ay Eduardo! esta vez si que te pasaste jajaja.
Uno, tu dibujitos photoshopeados, jejeje. Y dos los nombres que les pusiste. Creo Puercarlos Marx fue el que más risa me dió.
Un saludo poeta. Y aquí sigo comentando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres